¡Hablemos de la capuchina! Yo siempre digo que es una súper planta. Las flores son preciosas, con unos colores muy vivos que van del rosa pálido al granate. La floración va desde la primavera hasta finales del otoño. Crecen en terrenos pobres, de hecho producen más flores en suelos pobres que en los ricos y bien fertilizados, sino hacen mucha hoja y poca flor, esto la convierte en una planta interesante de cara a plantarla en sitios que las otras plantas no les iría bien. Hay muchas variedades disponibles en cuanto a colores y medidas. La podemos plantar tanto en una maceta y que cuelgue, la podemos hacer trepar en una valla o la podemos utilizar como planta tapizante, es un buen mulching.

TODA LA PLANTA ES COMESTIBLE

Las flores de la capuchina darán color y personalidad tanto en el plato como en el huerto. Toda ella es comestible y ofrece una gran variedad de posibilidades culinarias. Las hojas tienen un sabor picante, las flores tienen un sabor más suave y las semillas tiernas son lo que más pican de la planta y es por esto que si las haces secar y las picas pueden ser un buen sustituto de la pimienta. Tanto las hojas como los pétalos de la planta de la capuchina estan repletos de nutrientes, con altos niveles de vitamina C, magnesio, hierro, fósforo, calcio y becaroteno. Mejora el sistema inmunológico y es una antibiotico natural.

CONTRA LAS PLAGAS

La capuchina es una trampa para las plagas del huerto como los pulgones y la oruga de la col que la prefieren a ella y no a nuestros cultivos. Por esto os recomiendo plantarla entre coles y hortalizas que suelen ser atacadas fácilmente por el pulgón como las habas y las judías. Pero también atrae insectos polinizadores como las abejas y las mariposas o los pájaros que se deleintan por su néctar.

CUIDADOS

Es una planta de clima templado, tolera las heladas siempre que no sean muy intensas y largas. El riego será constante pero moderado, sin llegar a encharcarse la planta. La tierra ha de conservar siempre un grado de humedad. Crece bien a media sombra pero le gusta más estar en pleno sol.

LA SIEMBRA

Se puede hacer plantel o plantarla directamente a la tierra a partir de abril a una distancia de 25 cm entre plantas. Se pueden dejar las semillas una noche en remojo en un recipiente para que germinen más de prisa. La colocaremos a la sombra y una vez haya germinado la pondremos al sol directo. Año tras año podremos recoger las semillas que son fáciles de indentificar y guardarlas en un sitio seco para poder sembrarlas cada primavera. Las semillas son grandes y faciles de manipular, lo que las convierte en una opción fàcil y divertida para que los niños nos ayueden a sembrarla.

¿Ahora entendéis porque digo que es una súper planta, verdad?

¡Buena cosecha!