¿Por qué no la gallina como animal de compañía? De acuerdo que cuando lleguéis en casa no se volverá loca de alegría ni os podréis acurrucar en el sofá con ella, pero sí que a cambio de alimentarla y cuidarla os dará huevos extrafrescos cada día, llenos de vitaminas y ricos en omega-3, y lo más importante, ¡ecológicos! Serán vuestras mascotas productivas a cambio de dedicarles 10 minutitos al día.

Una gallina alegre y feliz puede llegar a producir un huevo cada día. El número de gallinas urbanas que decidáis tener dependerá de cuántos seáis en casa y cuántos huevos soláis consumir a la semana. Yo, que como poca carne y soy una gran consumidora de huevos, tengo dos gallinas urbanas. Cuando me sobran huevos los reparto entre vecinos, amigos o familiares, ¡que se ponen contentísimos!

Para estimular la producción de huevos, cuántas más horas de luz mejor, así que orientaremos el gallinero hacia el sur. En primavera y otoño es cuando ellas están al 100% y ponen un huevo cada día porque la temperatura es ideal, pero en verano y en invierno producen menos. Hasta los dos-tres años es cuando más huevos ponen, después cada vez hacen menos y así hasta los ocho o nueve años, que son los años que puede vivir una gallina ponedora.

La combinación de huerto más gallinero es perfecta, ya que sus excrementos pueden ser utilizados para la fabricación de compost y si tenemos el gallinero sobre la tierra nos la abonarán. Les podemos dar hojas, hierbas o frutos dañados de nuestra huerta, que podemos combinar con pienso, granos de cereales, pan seco (y remojarlo con agua) o sobras varias de comida. Pensar que si queréis que los huevos sean ecológicos la comida también lo tiene que ser.

Hay que acondicionar el suelo del gallinero en caso de ser de pavimento o azulejos con algún material absorbente como virutas de madera para evitar la humedad y los malos olores. A la vez, cuando se retire se puede aprovechar para hacer compost. Tenemos que renovar el lecho cada semana o cada dos. En el sitio que escojamos para que pongan los huevos también tendremos que poner paja o virutas de madera.

¡Recordar no poner los huevos a la nevera, porque dejan de ser frescos!