El cebollino es una planta perenne de la família de la cebolla, sus hojas se utilizan como hierba aromática, aportan un sabor parecido a la cebolla pero más suave y elegante. De bajo mantenimiento, fácil de cultivar y que gusta también por las flores que son comestibles y muy bonitas.

Cultivo
El cebollino crecerá perfectamente en una posición a pleno sol o en sombra parcial. Le gusta el suelo fértil, húmedo pero bien drenado, por lo tanto mantendremos la tierra siempre húmeda regando regularmente sobretodo en periodos secos como en verano.
La planta necesita rejuvenecerse, cada 3 o 5 años. Tendremos que dividirla en porciones más pequeñas y plantarlas en macetas donde tengan más espacio.
Para mantener las plantas productivas y mejorar el gusto retiraremos las flores a medida que se sequen o las cortaremos cuando serán jovenes para colorear y dar sabor a las ensaladas. Cortaremos las hojas desde la base de las plantas, como más hojas cortemos más hojas nuevas nacerán. Cuando se sequen las hojas del frío a finales del otoño o a principios del invierno las retiraremos todas para que broten con más fuerza la próxima primavera.

La siembra
A principios de la primavera sembraremos las semillas dentro de casa, ya que necesitan una temperatura de 18/21 grados para germinar. Una vez llegue el buen tiempo y la plántula tenga una altura mínima para manipularla la podremos transplantar en una maceta de medida mediana.